Seguidores

viernes, 13 de noviembre de 2015

TE EXTRAÑO, VIDA...






Estaba sentado esperando que llegaras,
escuchando la mùsica que me gusta,
mirando el punto verde que se incrusta
dentro de mis pupilas enamoradas.

El saludo fue breve y tierno. Yo te llamo...
Con letras mayùsculas enamoradas.
La conexiòn de voz se viò difuminada
cuando de tus labios se escuchaba un te amo.

Puede escucharte con nitidez a pesar de distancia
y sonreir al escuchar el timbre de tu voz pausada.
Se acelerò mi corazòn por la emociòn causada
dejando dos làgrimas azules con elegancia.

La despedida no diò tiempo para un beso,
los sueños se incrementaron para otro dìa,
y aquì me quedè, sumido en la melancolìa,
de un amor que extraño hasta el corazòn de mis versos...



No hay comentarios:

Publicar un comentario